AULA DE VAPEO VAPVIP

Preguntas con respuestas sobre el cigarrillo electronico: ¿que es?, ¿como funciona?, ¿que diferencias hay entre fumar y vapear?, ¿que necesito para empezar a vapear?, ¿es seguro vapear?, consejos, trucos, soluciones...

Queremos Ayudarte.

 Qué es y cómo funciona un cigarrillo electrónicoPrimeros pasos y mantenimiento del cigarrillo electronicoVideotrutorial guia de inciciación al vapeo

Cuales son las diferencias entre fumar y vapear.Analizamos la seguridad de los dispositivos para vapear cigarrillos electrónicosTodo lo que debes saber sobre los e-Líquidos para vapear

Preguntas frecuentes sobre el mundo del vapeo y los cigarrillos electrónicosproblemas y soluciones vapeando cigarrillos electrónicosTodos los Consejos y Trucos que conocemos para vapear

Te aconsejamos el equipo para vapear que necesitas 

 

Agradecemos a Vulcano Jax este genial video actualizado a 2016 donde explica claramente qué es, y qué puedes esperar de un cigarrillo electrónico o un dispositivo de vapeo:

¡ Ehorabuena por este estupendo trabajo !

 04/01/2016


Nos hacemos eco de esta fantástica entrevista con Miguel de la Guardia, Catedrático de Química Analítica de la Universidad de Valencia donde se aclaran muchas cosas sobre el vapeo desde un punto de vista científico:

16/07/2015

Toda Nuestra Experiencia a tu Servicio

 

CARTA ABIERTA DE UPEV AL MINISTRO DE SANIDAD

25-marzo-2015

SEÑOR MINISTRO TENEMOS UN PROBLEMA DE SEGURIDAD


Carta al ministro UPEV Vapeadores

Excelentísimo señor ministro:

No querría pecar de alarmista pero sí es mi intención llamar su atención sobre un grave problema que, de no resolverse, nos hará perder la oportunidad de salvar miles de vidas.

El tabaco mata a un ser humano cada seis segundos. En España existen ahora mismo 12 millones de fumadores; víctimas susceptibles de enfermar y morir a causa del tabaco. Cada año, el tabaco provoca 53000 muertes en nuestro país.

A finales de 2013, miles de fumadores vieron con esperanza una alternativa que es un 95% más segura en comparación con el tabaco, como se demuestra en cientos de estudios científicos: el cigarrillo electrónico. Desgraciadamente, de 800.000 vapeadores que había en aquellas fechas en nuestro país, actualmente apenas quedan 150.000 y el número sigue bajando.

Las estimaciones apuntan que por cada millón de fumadores se podrían salvar al menos seis mil vidas al año. En nuestro país este año se podrían salvar potencialmente 72.000 vidas.

Mientras la comunidad científica especializada abunda en los beneficios sanitarios que reportaría la migración de la población de fumadores hacia el ecig, algunas organizaciones médicas se han embarcado en una cruzada para que esto no suceda.

¿Quien va a pagar los platos rotos?

¿Sociedades médicas, farmacéuticas, tabaqueras ….  legisladores? No.

Tras cientos de noticias infundadamente alarmistas o manifiestamente falsas en los medios de comunicación, muchos vapeadores han regresado al tabaco y, al redil, volviendo a ser susceptibles de padecer los trágicos efectos de su adicción.

Son los ciudadanos, debido a un miedo infundado, los que no migrarán a una alternativa un 95% más segura y los que morirán.

Pero a pesar de esto, los detractores del ecig , cientos de estudios después, siguen afirmando que no hay suficientes estudios.

Siguen acusando a TODO el sector del cigarrillo electrónico de estar financiado por las grandes tabaqueras; curiosa observación…cuando la Directiva Europea de Productos del Tabaco aprobada el 26/2 de 2014 se ha hecho a la medida de las tabaqueras y el sector independiente del cigarrillo electrónico, que representa nuestra asociación, se ha posicionado claramente en contra de la TPD y al lado de los científicos que defienden estos dispositivos como herramienta de salud pública, con enorme potencial para salvar vidas, y no como un medio más de hacer negocio con productos estandarizados, ineficaces y obsoletos.

Siguen acusando a los defensores del eCig de conflicto de intereses, sean quienes fueren, profesores eméritos de reconocidas instituciones científicas y universitarias internacionales, neumólogos, cardiólogos y especialistas en tabaquismo de trayectoria internacional, simples usuarios del ecig que se niegan a que les aparten de los dispositivos que les han salvado la vida. Vasta ironía teniendo en cuenta de quién vienen estas acusaciones.

Sí, por supuesto que seguirán diciendo que las Terapias de Sustitución de Nicotina (TSN) y los antidepresivos para dejar de fumar son un producto residual en nuestro país, que a las farmacéuticas esto no les hace daño y no tienen interés en el eCig; y tienen razón, en lo primero. Porque lo que realmente satisface a su tesorería son los tratamientos de quimioterapia, EPOC, enfisema y todos los medicamentos que venden para tratar las enfermedades derivadas del tabaquismo, que les reportan miles de millones anualmente. Como cualquier empresa, su fin es ganar dinero y no les interesa el fin del tabaco y, ni mucho menos, algo que pueda hacerle sombra.

¿Dos grandes lobbies en guerra, o en oscura coalición?

El tabaquismo le cuesta al sistema sanitario español un 15% de su presupuesto 15.866 millones de euros, un tratamiento contra el cáncer le cuesta al conjunto de los españolesalrededor de los 15.000 euros sin contar el elevado coste de los fármacos suministrados a posteriori , ¿qué interés tienen las grandes farmacéuticas en que desaparezca el tabaco? ¿Por qué se incluyó a los cigarrillos electrónicos en una regulación análoga a la del tabaco?

Sin embargo, los defensores del cigarrillo electrónico son neumólogos, expertos en patologías de pulmón, cardiólogos que vigilan constantemente cómo reducir el daño de agentes externos, psicólogos y psiquiatras especialistas en adicciones, médicos de familia que diariamente reciben las consultas de miles de fumadores… Más de 250 médicos, científicos y personal sanitario están pidiendo que se le dé una oportunidad a la ciencia y la tecnología, gracias a la iniciativa MOVE, y el número crece día a día.

La esperanza de vida de esos millones de fumadores ahora depende de usted.

¿Quienes son los protagonistas del conflicto?

  • Las grandes farmacéuticas, realizaron su intento de comercialización del ecig sin éxito,  y se aferraron a sus TSN no sin antes pisotear y manipular estudios que pudieran hacer sombra a sus productos como se deduce del reciente escándalo en la FDA.
  • Las grandes tabaqueras, con su inmenso poder económico consiguieron una legislación apropiada a sus intereses y se están cobrando sus trofeos.
  • Las empresas no independientes del ecig, claramente alineadas con la industria tabaquera y que curiosamente son las únicas consultadas por los medios públicos.
  • Las empresas independientes del ecig que abogan por la utilización de sus dispositivos como herramienta de salud pública pero alejadas de toda esta maraña de influencias ya sea por falta de capacidad o falta de recursos económicos.
  • Los usuarios, miles de exfumadores que encontraron la solución para librarse de su verdugo, el tabaco.
  • Los ciudadanos que pagan sus impuestos para que se haga una distribución justa, ética y correcta de sus impuestos; también los destinados a sanidad.
  • Y por último usted. EL LEGISLADOR, es usted quien tiene la última palabra, de usted depende que miles de personas sigan teniendo una oportunidad. La TPD es la muerte anunciada del ecig como solución a la principal causa de muerte evitable de toda la historia de la humanidad, el tabaquismo, y es a usted a quién le toca apretar el botón rojo.

Señor Ministro tenemos un problema de seguridad nacional; seis mil personas por millón de fumadores pueden salvar su vida este año y los sucesivos y alguien quiere evitarlo.

No lo permita; una regulación estricta en la transposición de la TPD supondrá alejar a miles de fumadores del remedio que les ha salvado de su verdugo; será un atentado contra la vida. Nunca antes tuvo una oportunidad tan manifiesta de decir también, ¡basta ya!.

Algunos de los mencionados en este escrito ya se han reunido con usted con objeto de presentarle sus argumentos de cara a la trasposición de la directiva europea; es ésta, la presente carta, nuestro argumentario y alegaciones con objeto de obtener una regulación justa y en consonancia con la realidad. Esperamos que esto sea el inicio de una estrecha colaboración para tal fin.

Atentamente,

Arturo Ribes

Presidente de UPEV

 

Lo que se esconde tras el titular del primer caso de neumonía lipoidea por el uso de cigarrillos electrónicos en España:

 Manipulación al vapeo

Caso de neumonía lipoidea en cigarrillos electrónicos ¿manipulación de medios?

21/03/2014

Hace unos días apareció en los medios de prensa la noticia sobre el primer diagnóstico de neumonía provocada por el uso del cigarrillo electrónico. El paciente, un varón de 50 años, se encontraba ingresado en el Hospital Universitario de La Coruña cuando le fue detectada una neumonía lipoide. El encabezamiento de la noticia, de cuya veracidad no dudamos, merece sin embargo algunas matizaciones. Muchos de los medios de comunicación que se han hecho eco de la noticia le han dedicado titulares de trazo grueso y confeso carácter alarmante: “Diagnosticada neumonía por el uso de cigarrillos electrónicos”. Tal aseveración, sin ser del todo falsa, es muy fácilmente malinterpretable por parte del público, un hecho que, no dudamos, estaba perfectamente previsto. 

El poder de los titulares 

La mayoría de los medios señalan en el desarrollo de la noticia detalles que “desinflan” el alarmismo que su titular infunde a primera vista. El paciente, fumador de tabaco convencional, se encontraba hospitalizado a causa de otra afección que nada tenía que ver ni con el tabaquismo ni mucho menos con los cigarrillos electrónicos (“motivos no neumológicos” según el comunicado de prensa). Durante días hizo uso de este dispositivo como sustituto del tabaco –obviamente no se le permitía fumar en las instalaciones hospitalarias-, y lo hizo de una forma que excedía no sólo las recomendaciones de fabricantes y distribuidores de cigarrillos electrónicos, sino el propio sentido común: hasta cuatro recargas diarias, citan los medios, el equivalente a cuatro paquetes de tabaco convencional. Tras notar molestias respiratorias, fue sometido a varias pruebas y se le diagnosticó una neumonía lipoide. ¿Y eso qué es? Se les llama neumonía o pulmonía a diversas afecciones, generalmente infecciosas y muy comunes –casi todos hemos pasado una neumonía en alguna ocasión-, que afectan a los tejidos pulmonares provocando la inflamación de los alveolos y la reducción de la capacidad respiratoria (así como molestias asociadas: tos, esputos, fiebre...). Este tipo de infecciones son muy corrientes y no suelen requerir ni hospitalización ni tratamientos excepcionales en personas sanas. La neumonía lipoide o lípida es una enfermedad muy poco frecuente en la que los alveolos pulmonares ven afectado su correcto funcionamiento no por un agente infeccioso, sino por la inhalación y acumulación de sustancias grasas en los pulmones. La mayoría de los casos se registran en individuos expuestos a vapores oleosos en su ámbito laboral y en personas sometidas a intubación hospitalaria (para lo cual se utilizan lubricantes de vaselina, que son el origen de estos acúmulos grasos). El tratamiento en estos casos –como el del paciente de La Coruña-, consiste en suspender la exposición al agente que ha provocado la acumulación de grasa. Uno de los profesionales del Hospital Universitario lo comenta con esta claridad: “En cuanto se le prohibió que volviera a vapear, el paciente comenzó a recuperarse”.

 En resumen: uno de los 800.000 usuarios de cigarrillos electrónicos de nuestro país sufrió la semana pasada un episodio de neumonía lipoide tras vapear compulsivamente durante varios días. Las molestias desaparecieron tras interrumpir el uso de su cigarrillo electrónico. Dicho así, la verdad es que el caso ni es noticia, ni tiene interés alguno para nadie que no sea ese mismo señor de La Coruña, sus familiares y, de tenerlos, sus acreedores. Pero también es sabido en el gremio periodístico que la mayor parte del público no lee más allá de los titulares, y un encabezado como “Hombre hospitalizado por usar cigarrillos electrónicos” es más alarmista, efectista y por ende resultón que “Un señor de La Coruña se repone de un empacho de cigarrillo electrónico”. Si sólo fuese cosa de los medios –tampoco se lo reprochemos, al fin y al cabo tienen que vender-, ésta no sería más que otra de la infinita lista de noticias curiosas, pintorescas o simplemente intrascendentes. Lo siniestro es que detrás de titulares como éste se encuentran instituciones muy interesadas en torpedear el sector del cigarrillo electrónico tal como hoy lo conocemos: un mercado incipiente sin excesos regulatorios, sin intervencionismo fiscal abusivo y en el que operan y compiten libremente multitud de pequeños distribuidores que se adaptan a las tendencias de los consumidores, y no en el que los consumidores son los que se adaptan a las tendencias de una industria hegemónica, monopolística e hiperregulada.

 ¿A quién le interesa atacar al cigarrillo electrónico?

 Las compañías farmacéuticas y las tabacaleras se muestran doblemente interesados por el creciente segmento de usuarios del cigarrillo electrónico. Por un lado, el cigarrillo electrónico es un competidor directo del tabaco tradicional, y también de los productos para ayudar a dejar de fumar. Evitar el despegue de vapeo les garantiza a las tabacaleras una nutrida legión de fumadores a perpetuidad, y a las farmacéuticas otro tanto de compradores de ansiolíticos, chicles y parches de nicotina previamente conducidos a la adicción por la industria del tabaco. Por otro lado, tanto unos como otros han afilado los cuchillos de sus respectivos lobbies para presionar a los legisladores. Tienen la esperanza de que las leyes les otorguen un monopolio sobre la nueva tecnología equivalente al que ya disfrutan en sus respectivos sectores. No es que deseen que el cigarrillo electrónico naufrague, es que quieren ser ellos los que lleven el timón. Claro que, si echamos la vista atrás y analizamos los peculiares usos de su arraigada cultura empresarial, con razón podemos temernos que en este caso no sólo quieran ser el capitán de la nave, también la oficialidad y la marinería al completo, los astilleros, el armador del buque, la autoridad portuaria etcétera.

A estas alturas de la partida, el pilar de su campaña se encuentra en los medios de comunicación. En los próximos meses vamos a asistir a una creciente proliferación de informaciones alarmantes sobre los cigarrillos electrónicos, como ya se viene registrando desde finales del verano pasado. A nadie le cabe la menor duda de que, tan pronto como el sector farmacéutico o cualquier otra gran industria de consumo lograse hacerse con el monopolio de los cigarrillos electrónicos, el carácter de las noticias de prensa y televisión sobre estos dispositivos daría un giro de 180 grados: de ser algo por lo que se diagnostican neumonías lipoides, pasarían a convertirse en la mejor invención por el bien de la salud pública desde la penicilina.

Ante la campaña que se nos viene encima, sólo nos queda conminar a todos los interesados a que cotejen la información, a tomar siempre con prudencia los titulares –tanto los alarmistas como los exageradamente beatíficos-, y a contrastar con usuarios de cigarrillos electrónicos sus impresiones, opiniones y experiencias en beneficio de un debate más sensato y riguroso, y a la toma de decisiones más responsables y plenas de criterio como consumidores.

Argumentos

La ventaja de estar sometido a una presión como la que actualmente sufre el cigarrillo electrónico, es que tus detractores harán siempre la más furibunda y dramática utilización de cuantos argumentos en tu contra tengan en su mano. Y es una ventaja porque su falta de argumentos equivale a la ausencia de argumentos.

 A pesar de los múltiples estudios que se esgrimen concluyendo que “no está demostrada la inocuidad absoluta del cigarrillo electrónico”, lo cierto es que en los diez años de existencia de esta tecnología no ha habido ni un solo caso de muerte o enfermedad grave relacionada con su uso.

Un episodio de neumonía en un usuario que cuadruplicaba el consumo diario para el que los cigarrillos electrónicos están concebidos no significa que el cigarrillo electrónico cause neumonía, como tampoco significa que beber agua provoque hiponatremia porque alguien se beba 8 litros diarios durante una semana (la hiponatremia es una peligrosa disminución de los niveles de sodio en la sangre causada, entre otras cosas, por la ingesta excesiva de agua). Lo mismo puede decirse de la sal, el azúcar, las grasas, etcétera, etcétera.

La nicotina, presente en algunos de los e-líquidos que utilizan los cigarrillos electrónicos, se añade para compensar la ausencia de esta sustancia adictiva en el organismo, exactamente igual que hacen los parches y chicles que se venden en las farmacias. Este aporte de nicotina ayuda a los vapeadores a sustituir gradualmente el tabaco convencional por el cigarrillo electrónico. A medio plazo, la adicción a la nicotina suele estar superada en la mayoría de los usuarios. Los demás ingredientes del e-líquido son sustancias de amplio uso en alimentación, farmacia y cosmética. Son consideradas seguras por las autoridades sanitarias de todos los países de Occidente, bien conocidas y utilizadas desde hace décadas en miles de productos de consumo cotidiano.

Para desdicha de sus enemigos, hoy por hoy no hay más de donde rascar titulares alarmistas sobre los cigarrillos electrónicos. Mantengámonos atentos a los medios y, tal como os proponía, ejerzamos con responsabilidad y sensatez nuestros derechos y obligaciones como receptores de la información que éstos ofrecen.


... Y seis días después...


El caso de neumonía lipoidea en España no ha sido causado por los cigarrillos electrónicos:

MADRID, 27 Mar. 2014(EUROPA PRESS) -

Neumonia lipoidea vapeo

Atribuir al cigarrillo electrónico la causa de la neumonía lipoidea de un paciente en A Coruña equivale a "violar las leyes de la química", según el doctor Konstantinos, investigador jefe del Centro de Cirugía Onassis, porque el componente del líquido para vapear al que se atribuye la enfermedad, el glycerol, "es un elemento de la familia de los alcoholes, no un lípido". El investigador médico desmiente en un comunicado las noticias que relacionan al e-cigarrillo con esta enfermedad.

Más de sesenta millones de personas utilizan cigarrillos electrónicos desde hace once años en todo el mundo. Pero el e-cigarrillo es actualmente objeto habitual de críticas y debates para tratar de restringir su uso. Uno de los principales argumentos de los que están contra él consiste en provocar dudas acerca de sus posibles efectos perjudiciales para la salud. Uno de los casos más mediáticos es el de un paciente con neumonía lipoidea detectado en Galicia, el segundo en todo el mundo desde hace estos once años.

Se trataba de un hombre de 50 años que se encontraba ingresado por un problema de cadera en el Complejo Hospitalario Universitario de La Coruña. "Empezó con tos, disnea e insuficiencia respiratoria", explica Carmen Montero, jefa de la Unidad de Broncología del hospital coruñés. "Llevaba más de diez años fumando tabaco convencional y en los últimos meses se había propuesto dejarlo con ayuda de los cigarrillos electrónicos".

El citado paciente había admitido ser fumador de tabaco tradicional y haber consumido el equivalente a cinco cajetillas diarias, 80 cigarrillos tradicionales. Un uso inadecuado y desproporcionado del producto.

A día de hoy, no hay ninguna enfermedad que pueda relacionarse con el consumo del cigarrillo electrónico y en países como Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Italia y muchos otros se utilizan estos cigarrillos desde hace más de una década y durante ese tiempo más de 60 millones de personas lo han empleado.

Los principales ingredientes de los líquidos para vapear son el propilenglicol y la glicerina vegetal. Ambos componentes están calificados como "aditivos seguros" por la FDA (Food and Drug Administration) y por la FEMA (Flavour and Extracts Manufacturers Association) de Estados Unidos.

Además, en respuesta a este caso de neumonía atribuido al consumo de cigarrillos electrónicos, el Dr. Konstantinos, investigador jefe del Centro de Cirugía Onassis, ha hecho un comunicado público a todos los medios de comunicación, en el que se refiere al componente del líquido para vapear, el glycerol, al que se atribuye ser el supuesto desencadenante de la neumonía del paciente en A Coruña. El investigador jefe del Centro de Cirugía Onassis sentencia:
"Recuerden que el glycerol (la sustancia que previsiblemente habría causado la neumonía al paciente) es un elemento de la familia de los alcoholes, no un lípido; y por tanto es imposible que sea el responsable de la patología, incluso aunque se hubiera aspirado en forma líquida. Eso sería violar las leyes de la química".

 


Los dispositivos de vapeo y los líquidos más vendidos en nuestra tienda. Los mas demandados por los vapeadores.   

  Pago seguro con tarjeta, transferencia, paypal o iupay para tu cigarrillo electronico

 Nuestro compromiso con el vapeo y nuestros clientes 

Opiniones de Clientes

 5-Star-Reviews

5-Star

Que sepáis que, a partir de ahora, aquí tenéis a un cliente fijo más, y que os recomendaré a todos aquellos familiares y amigos que decidan dar el paso al digital.

Vuestro trabajo salva muchas vidas

 Un abrazo  :)

5-Star

Muchas gracias VAPVIP por todo. Y cuando digo todo, es todo. La atención que me habéis ofrecido es inmejorable, y tal y como refleja vuestra pagina EL SERVICIO ES 5 ESTRELLAS. Los envíos muy rápidos, y un gran equipo postventa que ha estado ahí cuando lo he necesitado.

Siempre os recomendaré. No acostumbro a opinar, pero os lo habéis merecido.

SOIS UN 10. ¡¡Enhorabuena!!

5-Star

Muchísimas gracias por todo, por la comunicación, por la oportunidad que me habéis dado de poder comprobar el buen servicio que dais en todos los aspectos, y por que no sera la última vez que compre aquí.

Me gustan las cosas bien hechas, y ustedes lo hacéis, gracias por todo.

¡¡¡Hasta pronto y feliz vapeo!!!

5-Star

Pocas veces me he visto en el ineludible deseo de felicitar a una empresa. Lo hago encantado. Muy bien organizada. Pendiente en todo momento del cliente que siempre está superinformado. Seriedad y cumplimiento exquisito.Espero y deseo que les vaya estupendamente. Se lo merecen.

Soy vapeador desde hace tres años y me precio de estar algo más que medianamente informado de todo lo que concierne a este bendito mundillo del vapeo que tanto bien nos ha hecho al alejarnos del tabaco, por eso puedo decir que pocas tiendas online hay mejores.

Yo, sinceramente, creo que es la mejor: por cantidad y calidad de sus productos y por pos precios.

Animo a todos los buenos vaper que se acerque a esta página. Más de uno me lo agradecerá.

Enhorabuena VapVip, para mí un 10. Salud y un cordial saludo.

5-Star

Seguiré haciendo mis compras de vapeo con vosotros. Llegan rápido los paquetes,todos los pedidos correctos y siempre estáis atentos de q todo vaya bien.

Y en caso de que haya algún problema los solucionáis y hacéis todo lo posible.

Muchas gracias.

5-Star

Todos los pedidos llegan rapidísimo, en perfecto estado y ninguna sorpresa desagradable. Todo lo contrario.

Aparte de profesionalidad insuperable y relación de los productos calidad/precio inmejorable está el detalle, el afán de agradar y satisfacer al cliente.

Hay un cariño en el trato que hace más satisfactorio, si cabe, ser cliente de VapVip. Se ponen incondicionalmente a nuestro lado y eso tiene un altísimo valor.

Es una gozada tratar con vosotros.

Soy un fan total de VapVip. Vapers , no os lo podéis perder y tratar a esta gente excelente y beneficiaros de su extenso catálogo de productos con precios absolutamente imbatibles desde mi punto de vista.

Como cliente, muchas gracias.¡ Viva el vapeo !

5-Star

Muy rápido el envío, menos de 24 horas. Atención excelente. Productos en perfectas condiciones de entrega.

Personal de trabajo muy amables, dejándose la piel para solventar cualquier tipo de duda.

Se de lo que hablo, vengo de este mundo desde hace años y pocas web online trabajan como VapVip.

Con seguridad me tendréis como cliente.

5-Star

Entrega rápida y detallada, buen servicio antes y después de la compra.

Entrega rápida y en perfecto estado.

Tienda muy recomendable y gran variedad de productos y repuestos.

Un 10!

5-Star

Buena gente estos de VAPVIP y muy serios en su trabajo.

5-Star

Hola, solo deciros que estoy encantado con vuestra tienda, pues hace 8 meses contacté con otra online para salir de la tortura del tabaco, fumador de 56 años habiendo comenzado a los 14 años o así ( pienso que ya fumé bastante ) paquete y medio diario, en esta tienda me fué todo mal y me desanimé, por los servicios prestados.

Con vosotros desde el día que me indicaron, me animé a seguir en este uno de mis retos a cumplir, menos mal que encontre gente en Ibiza donde trabajo que os conoce, me hice adicto a vosotros leí sobre resistencias y demas.

Un saludo y muchas gracias nuevo amigo VAP VIP, haceis un gran trabajo y si en 7 dias no he vuelto a fumar tabaco analogico Fortuna, es gracias a vosotros.

Estabamos con carencia de informacion los fumadores, pero de nuevo GRACIAS, por poner a nuestro alcance un sistema que ni en salud publica aconsejan a nadie.

UN 10 AMIGOS, seguiré comprando vuestros juguetes y pididendo informacion a vuestra tienda.

UN ABRAZO DE UN CACEREÑO EN IBIZA

VapVip apoya la Iniciativa europea por el vapeo libre

Kellie es enfermera titulada en Canadá y autora del informe “Vaping, The Truth”.

LLAMAMIENTO A DOCTORES, PROFESIONALES DE LA SALUD Y CIENTÍFICOS EN APOYO DEL CIGARRILLO ELECTRÓNICO

Prohibido el acceso a menores de 18 años

Acepto

 

18 años

Sólo para mayores de 18 años. 

Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Consulta nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

SI TIENES MÁS DE 18 AÑOS Y ACEPTAS NUESTRA POLÍTICA DE COOKIES CIERRA ESTA VENTANA.